Alertan de Nueva forma de engaño telefónico con fines de extorsión en Sonora

Personal del Departamento de Extorsiones y Fraudes de la FGJE Sonora, detectó como nuevo modus operandi que delincuentes intenten sorprender a los clientes o pacientes de servicios de atención como médicos, dentistas o terapeutas, diciéndoles que su médico sufrió un accidente y requiere de efectivo para superar la situación



Hermosillo, Sonora.

Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE) lanzó un llamado a profesionistas, prestadores de servicios, clientes y ciudadanía en general para que estar alertas, ante nuevas modalidades de extorsión o fraudes telefónicos.

Derivado de una denuncia, presentada por un médico de la localidad, quien señaló que varios integrantes de su familia y amigos, recibieron llamadas de desconocidos quienes pedían dinero porque “tuvo un accidente”.

Elementos del Departamento al Combate a Extorsiones, de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), indican que personas malintencionadas llaman y solicitan dinero para un “familiar” o persona cercana que “sufrió un accidente”.

También hay aquellas llamadas donde son amenazados, agredidos y/o amedrentados por desconocidos, pidiendo dinero para “ayudar a un familiar o conocido en apuros”, en ambos casos lo que se debe hacer es colgar de forma inmediata.

“En caso de recibir una llamada telefónica de este tipo, generalmente te proporcionan datos reales de familiares y amigos, que fueron obtenidos de manera ilícita con la intención de obtener credibilidad y, en consecuencia, éxito en la extorsión o fraude”, señalan los agentes de FGJE.

Lo primero que deben hacer quienes reciban estas llamadas, recomiendan los expertos de AMIC, es mantener la calma, escuchar con atención los argumentos del extorsionador, pedir tiempo y usarlo para localizar al ser querido.

Anotar el número telefónico entrante, sexo de la persona que hizo la llama, notar su acento, tipo de lenguaje y cualquier otro dato que parezca importante, pero sobre todo, denunciar de forma inmediata al número de Emergencias 9-1-1.



EDICIÓN IMPRESA