Cuñado de Pablo Lyle confiesa que el actor mintió en sus declaraciones

Los abogados de Pablo Lyle presentaron nuevas pruebas para fundamentar que actuó en defensa propia cuando golpeó a un hombre de origen cubano, el cual murió



MIAMI.

Los abogados de Pablo Lyle presentaron nuevas pruebas para fundamentar que actuó en defensa propia cuando golpeó a un hombre de origen cubano, y con las que espera que el juez desestime el caso.

Este jueves el protagonista de Mirreyes contra Godínez enfrenta el juicio que se le sigue por la muerte de Juan Ricardo Hernández, quien permaneció en terapia intensiva por unos días y posteriormente la familia decidió desconectarlo del respirador artificial que lo mantenía con vida.

De acuerdo con el informe de la autopsia elaborado por el Departamento del Forense del Condado de Miami, las causas de muerte del hombre de 63 años fueron las complicaciones de una herida contundente en la cabeza.

En la audiencia se mostró el video del interrogatorio de Lyle, de 32 años, poco después del incidente y de ser detenido en el aeropuerto de Miami cuando intentaba regresar a México.



''Estaba asustado, estaba muy preocupado por mis hijos. No estaba tratando de ser un imbécil o violento. Pensé que me estaba defendiendo", dice Lyle en el video.

De acuerdo con Telemundo, el abogado del actor mexicano, Bruce Lehr, aseguró que Pablo “quería proteger a su familia y temía que Hernández tuviera un arma en su auto (...) Solo le pegó una vez, no usó una piedra ni le pegó repetidamente".

Indicó que su cliente sintió que fue la única opción que tuvo cuando vio que Hernández se le acercó a la ventana del auto en el que estaba con su familia; "lo único que sabía es que (Hernández) era un hombre violento y maniaco".

El argumento de la defensa fue refutado por la fiscal del caso.

''Lyle le pegó 'tan duro' a Hernández, que éste perdió la conciencia justo después del puñetazo”.

Finalmente, Lucas Delfino, cuñado de Lyle, rectificó que el actor mintió en sus primeras declaraciones, pues en un principio se había dicho que la hermana de Pablo venía manejando, pero no, era el propio Delfino quien iba al volante.



EDICIÓN IMPRESA