Reafirma Corte Suprema de EU derecho a portar armas en público

"La Segunda y Decimocuarta Enmienda protegen el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para defensa propia fuera del hogar", dijo el juez Clarence Thomas.



WASHINGTON.
La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó el jueves que sus ciudadanos tienen el derecho fundamental de portar armas de fuego en público, en una decisión histórica que evitará que los estados restrinjan con normativa propia a las personas de hacerlo.
El fallo, que se produce cuando el país lidia con un aumento impactante en los delitos con armas de fuego, especialmente tiroteos en centros de enseñanza, anula una ley del estado de Nueva York que requería un permiso especial para portar un arma de fuego.
“La Segunda y Decimocuarta Enmienda protegen el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para defensa propia fuera del hogar", dijo el juez Clarence Thomas, quien escribió la opinión mayoritaria.
“El requisito de causa justificada de Nueva York viola la Decimocuarta Enmienda al impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de autodefensa ejerzan su derecho de la Segunda Enmienda de poseer y portar armas en público para la autodefensa", agregó.



Biden 'profundamente decepcionado' por fallo sobre porte de armas



El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que está "profundamente decepcionado" por el fallo de la Corte Suprema reafirmó el derecho a portar armas de fuego en público en todo el país.
“Estoy profundamente decepcionado por el fallo de la Corte Suprema", dijo en un comunicado. "Este fallo contradice tanto el sentido común como la Constitución, y debería preocuparnos profundamente a todos".
De igual forma, el gobernador de California dijo que era 'una vergüenza'
“Es un día oscuro en América", tuiteó el gobernador Gavin Newsom, líder del partido Demócrata.
“Esta es una decisión peligrosa de un tribunal empeñado en impulsar una agenda ideológica y en infringir los derechos de los estados para proteger a nuestros ciudadanos de ser baleados en nuestras calles, escuelas e iglesias. Es una vergüenza".
La decisión con seis votos contra tres de la máxima instancia judicial de Estados Unidos derrumbó una ley de Nueva York que exigía que una persona probase que realmente tenía una "causa debida" o necesidad de defensa propia para portar un arma en público.
Otros estados, como California, tienen leyes similares y este fallo  frenará su capacidad para restringir el porte de armas en espacios públicos.
El fallo se produce a sólo semanas de que un hombre entrara en una escuela pública en Uvalde, Texas, con un arma comprada legalmente y abriera fuego matando a 19 niños y dos adultos, un tiroteo que estremeció a Estados Unidos.









EDICIÓN IMPRESA