Analizan retomar entrega de uniformes escolares

El gobernador de Sonora refirió que desde su creación el programa ha carecido de trasparencia e imparcialidad, los recursos han oscilado entre 30 y 180 millones de pesos, y nunca se ha beneficiado en su totalidad a todos los estudiantes de primaria y secundaria.



HERMOSILLO, Sonora.
Se analiza la posibilidad de retomar en este 2022 el programa de entrega de uniformes escolares gratuitos tras dos años de suspensión por la redirección de recursos a la pandemia de COVID-19, informó el gobernador del estado, Alfonso Durazo Montaño.

En conferencia de prensa el mandatario estatal indicó que en este primer semestre del año se ha logrado obtener un recurso importante generado por ahorros, pero también se valora destinarlo en el cumplimiento de manera anticipada del pago de deuda a corto plazo.

Refirió que desde su creación el programa de uniformes ha carecido de trasparencia e imparcialidad, ya que los recursos han oscilado entre 30 y 180 millones de pesos, y nunca se ha beneficiado en su totalidad a todos los estudiantes de primaria y secundaria.

“Necesitamos cerca de 500 millones para entregar un par de prendas a todas y todos los estudiantes de primaria y secundaria en el estado; esa es una de las cuestiones que estamos valorando, si los ahorros que tenemos lo destinamos a un programa como este o lo destinamos al pago de la deuda. Quiero decirles a ustedes que no tengo toda vía una decisión porque son varios programas a los que podríamos destinar los ahorros”, expresó.

Durazo Montaño adelantó que en su gobierno es prioridad atender el tema de los uniformes y demás programas sociales, y la próxima semana se informará la decisión sobre el destino de los ahorros.

En 2020 el gobierno del estado no hizo entrega de uniformes escolares para destinar el recurso en equipamiento médico para la atención de la pandemia, en diciembre del mismo año el Congreso del Estado redireccionó a la compra de vacunas en el presupuesto 2021, un monto de 180 millones que estaba etiquetado a los uniformes.








EDICIÓN IMPRESA