Celebra Elena Poniatowska sus 90 años

La periodista y escritora celebra con grandes compañeras como María Teresa Pliego y Martas Lamas.



CDMX.
Elena Poniatowska bailó al ritmo de "Las mañanitas", interpretadas por la Orquesta Escuela Carlos Chávez, levantó las manos en alto toda vestida de blanco, como viste desde hace varios meses. Emocionada partió el pastel acompañada de sus nietas Luna Hagherman y Carmen Haro, y dió las gracias, esa palabra "tan bella", dijo. Agradeció a sus amigos que hoy la acompañaron en la sala principal del Palacio de Bellas Artes, pero también a sus amigos que ya se fueron.
"A Carlos Monsiváis, a José Emilio Pacheco, ellos debieron irse después. Estoy muy emocionada quizás también mi hijo mayor Mane, mi hijo Felipe, Paula, mi única hija, todos mis nietos ay ustedes que también son mis nietos. Todos ustedes", dijo Elena Poniatowska, quién fue celebrada este mediodía en el Palacio de Bellas Artes, en un homenaje nacional al que acudieron cientos de personas.
"Gracias es una palabra muy bella y la se las digo desde aquí, desde el fondo del corazón", concluyó Elena en un breve discurso al que siguieron "Las mañanitas" que un coro de voces le cantó, unos más alto y otros más bajito, a la escritora y periodista que feliz bailó con las manos en alto, con la sonrisa con "dientitos de conejo" como la describió su amiga María Teresa Pliego, y con la valentía enorme con la que la definió Martas Lamas durante su discurso.
"En estos tiempos, cuando la mayoría de las personas  nos queremos mostrar sin grietas, sin fisuras, qué valor enorme tiene reconocer esos abismos. Elena se hace en voz alta las duras preguntas que algunos de nosotros también nos hemos formulado. ¿Cómo se salva a un hijo?, ¿Cómo se salva a un país? Elena duda de todo, no tiene certezas ni siquiera acerca de lo que significa su propia obra", dijo Lamas.
Quién aseguró que ya cerca del final de "El amante polaco", Elena dice sentirse envuelta en un sudario de letritas y se pregunta ¿Hice a alguien feliz con ellas?, con sus letritas, Lamas les respondió hoy en su día, visiblemente emocionada y con la voz entrecortada:
"Si Elena, nos has hecho felices a miles y también hemos sufrido y llorado con tus letritas. Gracias por lo que escribes, pero sobre todo por como eres y por la forma en que al atreverte a mostrar tus heridas nos ayudas a qué miremos las nuestras".
La escritora y periodista Elena Poniatowska, nacida en Francia, el 19 de mayo de 1932, ingresó entre aplausos y vivas a la sala principal del Palacio de Bellas Artes, acompañada de sus tres hijos, nietos y dónde fue saludada por el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.
Desde una butaca, en primera fila, la autora de "La noche de Tlatelolco" y "Hasta no verte Jesús mío", la que se hizo periodista en 1953, la ganadora del Premio Cervantes en 2014, la princesa roja y también llamada Princesa de Jitomate como le cantaron Liliana Felipe y Jesúsa Rodríguez, vio a Antonio Lazcano, Blanche Prietrich y otros amigos leer su obra, y vio a más de 40 niños de los semilleros Creativos interpretar pasajes de sus historias.
También escuchó a los funcionarios de esta administración, tanto locales como federales, celebrarla y de paso hablar en su cumpleaños 90, de la 4T y de la gran transformación social del gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que no asistió al homenaje nacional que organizó el gobierno de México a Elenísima en sus 90.








EDICIÓN IMPRESA