Roman Reigns, un 'Jefe Tribal' que lucha contra la leucemia

El Campeón Universal de la WWE lucha contra el cáncer desde sus 22 años e incluso ha tenido que alejarse de los cuadriláteros para poder hacerle frente a la enfermedad.



El actual Campeón Universal de la WWE, Roman Reigns, es un ejemplo de los atletas que luchan contra el cáncer y han logrado alcanzar el éxito en su carrera deportiva, el ‘Jefe Tribal’ libra una batalla por controlar la leucemia desde los 22 años de edad.

"Me diagnosticaron leucemia por primera vez en 2007, mientras estaba en un campamento de novatos de los Vikingos de Minnesota. Nos hacían pruebas de sangre, como parte de nuestro examen físico, y los resultados mostraban que tenía entre 70 y 80 mil glóbulos blancos. Era muy joven (22 años) y fue duro de asimilar, para ser honesto”, explicó Reigns en una entrevista para Good Day Orlando.

El gladiador comentó que uno de los síntomas más recurrentes de su enfermedad es el cansancio, mismo que asociaba con la práctica del deporte, primero el futbol americano y posteriormente la lucha libre, cuando sufrió una inesperada recaída.

"Por supuesto que tienes síntomas. En mi caso la fatiga era mi síntoma principal. Pero en ese momento (2007) era un atleta universitario con un peso de 300 libras (136 kilos, aproximadamente). Lo achaqué al futbol americano. En mi recaída (2018) no pensé que fuera leucemia sino el trabajo en WWE, la agenda apretada, no descansaba suficientemente bien, estaba viajando sin parar, todo ese tipo de cosas. Pero realmente me equivoqué, había recaído y la leucemia había vuelto, afectando a mi cuerpo y a mi vida”, recordó el ‘Jefe Tribal’.

Justamente esa recaída que comenta Roman Reigns cuando ya trabajaba en la WWE, lo obligó a tener que dejar vacante el campeonato máximo de la empresa, revelando que padece leucemia tipo CML (uno de los menos letales, pero incurable al igual que todos) y a retirarse algunos meses de los cuadriláteros el 22 de octubre de 2018, para regresar el 25 de febrero de 2019, luego de una quimioterapia oral, que él mismo describe como una ventaja.

"Hice una quimioterapia oral. No es como pasar por una verdadera quimioterapia, pero tiene sus efectos secundarios. No obstante, al final del día, si tienes la suerte de tomar una pastilla, creo que estas por delante de mucha gente", sentenció el propio Roman en un documental de WWE.

Actualmente, a sus 36 años, mantiene bajo control la leucemia y ostenta el Campeonato Universal de la WWE, siendo el monarca que más tiempo ha poseído el título, con más de 500 días, superando la marca impuesta anteriormente por Brock Lesnar, un rival al que se enfrentará en el evento estelar de Wrestlemania 38, el próximo 2 y 3 de abril en el AT&T Stadium de Arlington, Texas.








EDICIÓN IMPRESA