Tom Brady ya no competirá; adiós a la NFL

El mariscal de campo indicó que ya no hará ese compromiso de competir, por lo que se enfocará en otras cosas que requieren su atención.



Tom Brady dijo oficialmente adiós a la NFL, luego de 22 años dentro de los emparrillados y con siete anillos de Super Bowls, considerado como el mejor jugador en la historia de la liga.

"Siempre he creído que el deporte del futbol es una propuesta de ‘todo incluido’: si no hay un compromiso 100 % competitivo, no tendrás éxito, es lo que más me gusta de nuestro juego. Hay desafíos físicos, mentales y emocionales todos los días que me han permitido maximizar mi máximo potencial. Y he hecho mi mejor esfuerzo estos últimos 22 años. No hay atajos para el éxito en el campo o en la vida.

Esto es difícil para mí de escribir, pero aquí va: ya no voy a hacer ese compromiso competitivo. He amado mi carrera en la NFL, y ahora es el momento de concentrar mi tiempo y energía en otras cosas que requieren mi atención”, indicó el quarterback en redes sociales.

Tom Brady ganó seis anillos de Super Bowl con los Patriotas de Nueva Inglaterra y uno más con los Bucaneros de Tampa Bay.

Fue nombrado cinco veces MVP del Super Bowl y tres veces MVP de la temporada regular.

Dentro de sus récords, posee el número de touchdowns exitosos (624), yardas aéreas (84 mil 520) y victorias en la temporada regular (243).

Nacido el 3 de agosto de 1977 en San Mateo (California), la ascensión de Brady en el deporte estadunidense era casi imposible de vaticinar cuando aterrizó en la NFL en 2000 como un absoluto desconocido.

A diferencia de quienes serían después sus grandes rivales, como los hermanos Peyton y Eli Manning, nadie esperaba en el Draft a Brady y fue subestimado al punto que seis 'quarterbacks' fueron escogidos antes que él.

Acabó seleccionado en el lejano puesto 199 por los Patriotas del técnico Bill Belichick, también recién llegado a la franquicia.

En aquel momento, la mayor expectativa del joven era ser el suplente de Drew Bledsoe, una de las primeras figuras de la NFL en recibir un contrato de más de 100 millones de dólares.
VICTORIAS ÉPICAS

Poco a poco, Belichick fue recibiendo señales de que tenía en sus manos a un jugador especial, con una ética de trabajo y espíritu competitivo que se convertirían en sus señas de identidad.

Su gran oportunidad llegó en septiembre de 2001 cuando una lesión de Bledsoe le permitió convertirse en titular y comandar sorprendentemente a los Patriotas al triunfo en el Super Bowl.

Esa victoria marcó el inicio de un reinado de dos décadas en el que Brady y Patriotas se convirtieron en la fuerza dominante de la NFL, con ocho viajes más al Super Bowl, cinco de ellos saldados con victoria.

La dinastía tuvo también sus decepciones y controversias. En 2007 los Patriotas se quedaron a las puertas de ser el segundo equipo en completar una temporada perfecta al caer en la final ante los Gigantes de Nueva Yok.

En 2015 estalló el escándalo conocido como 'Deflategate' en el que los Patriotas fueron acusados de manipular la presión de los balones utilizados en la final de conferencia contra los Indianapolis Colts.

Brady, que recibió después una sanción de cuatro partidos, pudo jugar y ganar aquel Super Bowl.

También fue objeto de críticas por su relación con el expresidente Donald Trump, si bien Brady declinó apoyarle públicamente en las elecciones de 2020. "La política y la amistad son dos cosas muy diferentes”, argumentó.








EDICIÓN IMPRESA