Buscan mitigar balas perdidas

Crear consciencia apelando al sentido familiar de los ciudadanos, es el principal objetivo de una iniciativa promovida por un grupo de activistas locales, quienes tienen como meta que disminuya o se eliminen completamente los incidentes relacionados con las balas perdidas, que desafortunadamente se han vuelto parte de los hechos lamentables que se registran en esta época del año, manifestó Xavier García, creador de la página “Nogales 631”.



Nogales, Sonora.- Explicó que este movimiento social, inició al ver el preocupante incremento de personas que, de manera irresponsable, utilizan el marco de las fiestas decembrinas para percutir armas de fuego al aire, lo que ya ha ocasionado problemas potencialmente fatales en ciudadanos de la frontera.

 

 

Por este motivo y con el apoyo de los creadores detrás de las paginas “La Frontera de Nogales”, “Mas Sonora”, “Mi Sonora”, “Conoce Nogales” y “Osvaldito 360”, promueven en conjunto la campaña “Ni un disparo más al aire”, que, con lenguaje agresivo, busca apelar al sentido racional con mensajes de impacto y precisos para mitigar este tipo de hechos.

 

 

“Lo que buscamos es conscientizar a la ciudadanía, de un problema muy grave que consideramos demasiado grave, una diversión que se considera la gente, que es diversión, que es el acto irresponsable de disparar al aire sin medir las consecuencias de lo que se puede hacer un daño a una tercera persona o aun bien que tengan, entonces empezamos a tiempo, justamente en este tiempo, si podemos obtener algún resultado que beneficie a nuestra ciudadanía, tratar de hacer un cambio efectivo, para poder mejorar esta situación”

 

 

Las familias son las que más tienen que involucrarse en la prevención, es lo que sostienen estos activistas, ya que, de acuerdo a su consideración, las personas que disparan al aire, no tienen la visión de que ese proyectil, puede dañar a una persona que ellos aprecian, además de que pudiera tener consecuencias de pérdidas considerables también en bienes inmuebles.



EDICIÓN IMPRESA