Buscan proteger legendario Álamo en centro de la ciudad

En redes sociales se desató polémica para proteger un legendario árbol de álamo que se encuentra en predio particular de calle Porfirio Díaz, entre avenida Obregón y Adolfo López Mateos, colonia Fundo Legal, a unos pasos del Palacio Municipal, donde se vislumbra la instalación de una nueva empresa ante la desaparición de lo que fue por muchos años cafetería La Campana.



Nogales.- El secretario de Desarrollo Urbano y Ecología del Ayuntamiento de Nogales, Israel Victoria Lona, dejó claro que no existe ningún permiso alusivo en el Municipio, pero tampoco para la colocación de lonas publicitarias.

 

Al destacar la suma y participación ciudadana en temas de ecología, siendo Nogales el único municipio de Sonora que tiene un reglamento del árbol y en base a él van a buscar alternativas para proteger ese árbol de gran tamaño ante alguna próxima construcción.

 

“No hay un solo permiso solicitado o licencia de construcción que se haya ingresado a la Dirección de Planeación que depende de mi Secretaría y tampoco hay ningún permiso de derribo o modificación o trasplante de árbol”, recalcó.

 

“Sin embargo me parece muy interesante la reacción de la ciudadanía porque el tema del medio ambiente y la ecología ha dejado de pasar desapercibido para la sociedad, se ha convertido en un tema central ahora en estos temas de pandemia que estamos viviendo de contaminación y demás”, agregó.

 

Consideró esta reacción pone en importancia el reglamento del árbol que fue aprobado por este Ayuntamiento, que establece reglamentos, lineamientos y procedimientos muy claros, con especies que están protegidas patrimoniales como la bellota y existen procedimientos muy concretos para poder mover o remover un árbol y que están en su derecho en casos para construcción.

 

“Pero se tiene que tener muy claro cuáles son las medidas de mitigación para poder estar estableciendo esto y muy mucho que hemos visto con las empresas constructoras es que ahora se están alineando precisamente”, dijo.

EDICIÓN IMPRESA