Insuficientes reformas a la Ley de la FGR: Coparmex

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana señaló que no se cumple con expectativas de organizaciones civiles y colectivos de búsqueda.



HERMOSILLO.- Los cambios propuestos a la Ley de la Fiscalía General de la Republica (FGR) desde la Cámara de Diputados es positivo, aunque insuficiente, ya que prevalecen faltas en materia de protección a los derechos humanos y de las víctimas, consideró Kurt Gerhard López Portillo, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Sonora Norte.

 

 

 

Indicó que, aunque la reforma a la ley contempla la ampliación de facultades a la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas, para que ahora pueda realizar investigación y persecución de los delitos cometidos contra niñas, niños y adolescentes; no cumple con las expectativas de las organizaciones civiles y colectivos de búsqueda.

 

 

Señaló que una de las mejoras sustanciales que logra la reforma con los cambios aplicados, es que se asegura la autonomía del órgano que implemente el Servicio Profesional de Carrera, aspecto que contribuye a la profesionalización y al mejor funcionamiento de la FGR, pues podrá disponer de elementos debidamente capacitados para realizar su labor.

 

 

“Creemos que aún no cumple con las expectativas de las organizaciones civiles y colectivos de búsqueda que en los parlamentos abiertos señalaron deficiencias en la protección de los derechos humanos y en la capacidad de la FGR de garantizar plenamente los derechos de las víctimas”, expresó.

 

 

 

López Portillo advirtió que otros temas que aún quedan pendientes en la aprobación y eventual promulgación de la ley son la búsqueda de personas, la protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas, y la prevención y combate al lavado de dinero.

 

 

Dijo que no deben concluir los esfuerzos para contar, a futuro, con una ordenanza que cumpla con los requerimientos expresados por la sociedad, mismos que deben ser atendidos con respeto y puntualidad.

EDICIÓN IMPRESA