Persecución y balacera

Los hechos se registraron ayer en la mañana sobre el Periférico Colosio, a la altura de la avenida Kennedy; dentro del auto hallan arsenal y objetos para tortura.



Nogales.- Dos sujetos uno de ellos menor de edad, fueron sometidos a balazos por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, tras una persecución suscitada sobre el periférico Colosio, la cual culminó a la altura de la avenida Kennedy, donde los delincuentes chocaron contra dos vehículos al invadir carril de sentido contrario.

 

Según informes oficiales del vehículo tipo vagoneta Yukon XL GMC, de color blanco y modelo atrasado, las autoridades aseguraron al menos seis rifles de asalto y equipo táctico, así como aditamentos para tortura.

 

En el lugar se informó que ambos detenidos resultaron con heridas producidas por proyectil de armas de fuego, por lo que fueron auxiliados por socorristas quienes los trasladaron al Hospital General.

 

Los heridos fueron identificados por las autoridades como Jesús Alejandro N., 34 años quien presentó una herida en la cabeza por proyectil de arma de fuego y varias heridas de esquirlas en diferentes partes del cuerpo.

 

De la misma manera resultó con una herida de bala en la espalda el adolescente de nombre Jesús Alberto C. F., de 16 años de edad, ambos tripulantes de la vagoneta Yucon XL, GMC, de color blanco, sin placas de circulación.

 

Los civiles involucrados fueron identificados como Jesús Rigoberto Mendoza, conductor de una camioneta pick up, de modelo atrasado, de color obscuro, quien al momento del impacto era acompañado por su hijo de 4 años, resultando ambos lesionados.

 

Al igual que el conductor de la vagoneta Chevrolet Track, identificado como Jesús Trinidad García, quien era acompañado de su hija, quien resultó con lesiones en su cabeza, afortunadamente ninguno de los civiles mencionados requirió de hospitalización.

 

Los hechos

 

Fue alrededor de las 09:00 horas que se activó el código rojo, informando a las autoridades de los tres niveles de gobierno que efectivos del ejército había iniciado una fuerte persecución con los tripulantes de una camioneta Yukon de color blanco sobre la carretera Internacional con dirección al norte.

 

Posterior se informó que la fuga tomó el periférico Luis Donaldo Colosio donde se había realizado un intercambio de balazos y casi de inmediato se reportó que los fugitivos habían sido sometidos a balzos por los efectivos de la 45 Zona Militar, tras estrellarse contra dos vehículos.

 

Fue a la altura de la avenida Kennedy que los fugitivos se internaron a los carriles de circulación contraria impactándose contra una camioneta y una vagoneta para girar y detener su marcha donde finalmente fueron sometidos por las autoridades militares.

 

Socorristas de la Cruz Roja auxiliaron a los heridos y los trasladaron al Hospital General, donde quedaron internados bajo una fuerte custodia militar, mientras que las autoridades de los tres niveles de gobierno aseguraron el área.

 

Las pesquisas

 

Fue personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, quienes iniciaron con el levantamiento de las evidencias asegurando del interior de la vagoneta Yukon, al menos seis armas largas, equipo táctico y aditamentos para tortura, como garrotes de madera con clavos incrustados.

 

Finalmente, los vehículos involucrados fueron remolcados por una grúa al corralón del C5 donde quedaron a disposición de las autoridades ministeriales correspondientes.

 

Cabe mencionar que al lugar acudieron los representantes de las diferentes corporaciones policiacas locales.

EDICIÓN IMPRESA