Amplía INE plazo para registro de observadores electorales

Ahora el plazo es hasta el 7 de mayo para la recepción de soliciturades de quienes quieran ser observadoras y observadores electorales.



HERMOSILLO.- El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) amplió al 7 de mayo el plazo para la recepción de solicitudes de las personas que quieran fungir como observadoras y observadores electorales durante el proceso electoral en curso, que inicialmente tenía vencimiento el 30 de abril, informó César Loustaunau Pellat.  

 

El Vocal de Organización Electoral del INE en Sonora, puntualizó que en el estado se instalarán 3 mil 742 casillas electorales y actualmente solo se tiene el registro de 239 ciudadanos interesados en esta función, de los cuales únicamente 37 han sido acreditados mediante un curso virtual.   

 

“El número de observadores es opcional, no hay un número determinado que se necesiten por casilla, si los ciudadanos deciden ser observadores pueden acudir porque es algo voluntario, no hay requisito mínimo, ni requisito máximo”, precisó.  

 

A pesar de que puede haber casillas sin observadores electorales, Loustaunau Pellat destacó la importancia de esta función, ya que son los encargados de vigilar de cerca los procedimientos que lleva a cabo el INE. 

 

“La función del observador es ver de cerca los procedimientos que lleva el INE, digamos que está facultado para tener un acceso más pronto que un ciudadano para observar las actividades de la casilla electoral, así también como las casillas de escrutinio y cómputo, su función es de observancia y vigilancia”, precisó.

 

Señaló que la decisión de ampliación del plazo responde a la petición de organizaciones de la sociedad civil que solicitaban diversas prórrogas para poder culminar el registro de quienes desean realizar la observación.

 

Agregó que durante los próximos días también se habrá de reforzar la difusión de esta ampliación a efecto de poder maximizar derechos político-electorales para que las y los ciudadanos puedan participar como observadores.

EDICIÓN IMPRESA