La UEFA se une al boicot de redes sociales

El organismo se unirá a las protestas contra los insultos racistas que sufren los jugadores.



LAUSANA, SUIZA.- La UEFA se unirá al silencio decretado por los clubes de futbol inglés en las redes sociales entre el viernes y el lunes, para protestar contra los insultos racistas sufridos por los jugadores.

"Ha habido abusos, a la vez en el terreno de juego y en las redes sociales. Es inaceptable y hay que ponerle fin, con ayuda del público, de las autoridades legislativas y de los gigantes de las redes sociales", estimó el presidente del futbol europeo, Aleksander Ceferin.

"Permitir a una cultura del odio que crezca en la impunidad es peligroso, muy peligroso, no sólo para el futbol sino para el conjunto de la sociedad", prosiguió el dirigente esloveno, que fue durante mucho tiempo abogado penalista.

El sábado pasado, los clubes ingleses anunciaron un apagón total en las redes sociales de la Federación Inglesa, de los clubes de la Premier League y de la segunda división, y de la Superliga femenina, entre el viernes a las 14:00 (hora local) y el lunes a las 22:59.

Con esta acción, el conjunto de las instancias representativas del futbol inglés "cerrará sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram en respuesta a los abusos discriminatorios en internet recibidos por jugadores y otras muchas personalidades responsables del fútbol inglés".

Esta decisión sucede a la tomada por el Rangers escocés y por los clubes de la English Football League de Birmingham y Swansea, cuyos jugadores Yan Dhanda, Ben Cabango y Jamal Lowe fueron víctimas recientemente de insultos racistas en internet.

Varios jugadores negros que visten la elástica del Manchester United como Anthony Martial y Marcus Rashford, así como Reece James, del Chelsea, fueron objeto de insultos y de ataques en las redes sociales desde que comenzase el año.

El 11 de febrero, en una carta abierta al fundador de Twitter, Jack Dorsey, y al de Facebook, Mark Zuckerberg, los responsables del fútbol inglés apelaron a tomar medidas "por razones de simple decencia humana".

En un mensaje publicado el viernes en Twitter, Facebook e Instagram a sus 14,8 millones de abonados, el antiguo delantero del FC Barcelona y del Arsenal Thierry Henry anunció que deshabilitaría sus redes sociales hasta que las plataformas hiciesen algo más para luchar contra el racismo y el acoso "tóxicos".

EDICIÓN IMPRESA