GHOST: Una historia de amor fantasmal

“Ghost” es un musical de gran formato con efectos especiales como fantasmas que levitan y paredes que permiten ser cruzadas.



CIUDAD DE MÉXICO.- “Ghost, la sombra del amor” en teatro fue inspirada en la icónica película estrenada en 1990. La versión teatral recién estrenada sin duda es mucho mejor, no solo por la espectacularidad de la puesta escénica y efectos especiales, sino por la música en vivo y grandes actuaciones.

“Ghost” estreno en diciembre del año pasado y luego tuvo que volver a cerrar telón por la pandemia, apenas hace unas semanas renovó temporada con éxito rotundo.

Dai Liparoti, en la obra Molly, nos cuenta cómo fue montar la obra el año pasado con todas las actividades teatrales cerradas:

"El momento de los castings todos fueron por zoom, tuvimos que mandar videos. De hecho, el último casting en donde nos dijeron a Agus y a mí que íbamos a ser los protagonistas del musical, fue a través de zoom donde estaba conectado todo el equipo creativo de México, Italia y España.  Todos los ensayos fueron con cubre bocas obligatorio. Las escenas más comprometidas físicamente fueron las últimas que se ensayaron”.

“Ghost” es un musical de gran formato con efectos especiales como fantasmas que levitan, paredes que permiten ser cruzadas y otros:

"Tiene muchos efectos visuales y trucos de magia e ilusionismo, los actores formamos parte de estos. Y tenemos que estar en total coordinación con los técnicos para que todo salga perfecto y el truco no se vea mal, además de actuar y cantar. Todo llevarlo a cabo a la perfección y exactitud para que el público pueda conectar con la magia”

Desde las butacas vemos escenarios motorizados que nos llevan a distintos lugares en cuestión de segundos, además de un carril del metro que sale desde abajo del escenario:

"A nosotros nos ven arriba del escenario, pero somos 17 personas dentro del elenco, hay más del doble de gente detrás de escena trabajando para que todo se pueda ver muy bien”

Finalmente “Ghost” es la magia del amor que trasciende a otro plano Dai nos cuenta:

"Tuvimos que trabajar cada personaje de manera individual. Ponernos a imaginar ese mundo de Molly en mi caso: una persona completamente enamorada que quería casarse con el amor de su vida y en un momento este pasa a otro plano. Pero ella lo sigue sintiendo vivo y al lado de ella. Y la contradicción cuando va a la policía y le dicen que está loca. Además de que el mejor amigo, que se supone es una persona en la que podía confiar, resulta que casi había provocado la muerte del amor de su vida. Además, Molly atraviesa ese periodo de duelo que está conectado a todo lo que estamos viviendo en este momento también de la pandemia y la gente que hemos perdido o tenemos miedo de perder”.

A los actores y todo el equipo de “Ghost, la sombra del amor” los hicieron firmar un contrato de cuidar su salud durante toda la temporada, independientemente de que cada semana les hacen un examen PCR al que deben dar negativo, para no poner en riesgo a toda la compañía. Todos los espacios de camerinos, arriba del escenario y el teatro en general está sanitizado y el uso de cubre bocas es obligatorio.

“Ghost, la sombra del amor” se encuentra en el Teatro San Rafael (Virginia Fábregas 40, San Rafael) con funciones de jueves a domingo.

Actúan; Dai Liparoti, Agustín Arguello, Alex Brizuela, Lorena D’la Garza, Santiago Ulloa, Pepe Navarrete, Arturo Echeverría.

EDICIÓN IMPRESA