Registran primer incendio forestal

El siniestro se encuentra en los terrenos del ejido La Arizona por lo que se activaron las cuadrillas de la Conafor.



Nogales, Sonora.- El primer incendio forestal ya se registra en la región, el cual dio inicio desde el domingo en los terrenos del ejido La Arizona y a nivel estatal ya es considerada esta área como un foco rojo donde tuvieron que activar las cuadrillas de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para tratar de controlar las llamas.

 

Son tres puntos los que ya se tienen detectados en diferentes rancherías de la Sierra Alta y Protección Civil ya acudió a realizar el monitoreo para determinar la gravedad de la situación, en donde ya se tienen algunos llamados que el fuego está por bajar en el sector ubicado entre el Cíbuta e Ímuris.

 

Gilberto Saavedra López, comandante y jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Nogales “Gustavo L. Manríquez”, informó que cada año en temporada de incendios forestales se envía apoyo con personal de esta institución y fueron pocos los enviados desde el domingo, por estar pendientes de los paseantes en Semana Santa.

 

Recordó que debido a la pandemia se tiene poco personal activo, pero están en espera de la valoración de la situación del incendio para enviar a más elementos para apoyar a las cuadrillas que ya se encuentran trabajando.

 

Por otra parte, como resultado del operativo de Semana Santa, dijo que se atendieron 12 llamados, de los cuales 5 de ellos fueron incendios de maleza, 2 en casa habitación, 1 automóvil, 1 fuga de gas y un connato de incendio en un comercio.

 

Destacó que la mayor actividad se registró los días sábado y el domingo cuando más gente salió de paseo y en Mascareñas tuvieron que instalar un modulo fijo de atención ante cualquier situación, y se estuvieron realizando recorridos constantes en las áreas del Bellotoso y la Pirinola.

 

Informó que tuvieron especial atención en percatarse de que los paseantes se encargaran de apagar en su totalidad el fuego que utilizaron para preparar sus alimentos y evitar que se propicien incendios forestales al encontrarse la maleza seca y fácil de arder.

EDICIÓN IMPRESA