'No hablaré de partidos, pero sí denunciaré reparto de despensas'

Afirma el López Obrador defenderá la democracia y no callará ante posibles delitos electorales; omite mencionar partidos, pero se lanza contra ‘conservadores’.



CIUDAD DE MÉXICO.- En tiempos en que no puede hablar sobre campañas políticas o partidos debido a la veda electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador la emprendió contra el conservadurismo: “es ‘facho’ y la gente lo sabe. El conservador es clasista”, dijo esta mañana durante su conferencia en Palacio Nacional.

Señaló que la etapa del neoliberalismo fomentó la corrupción y hoy que se busca desterrarla hay enojo.

“México es también y esa es la desgracia, de los países con más corrupción en el mundo, de los países más corruptos por eso —no sé si eso está permitido que yo lo diga—, pero se está llevando a cabo una transformación y el objetivo principal es acabar con la corrupción, desterrar la corrupción y hemos avanzado mucho.

“No lo voy a decir, sólo voy a sacar mi pañuelito blanco, entonces los corruptos están muy enojados, eso sí lo puedo decir, porque estaban acostumbrados a robar, a medrar”, expresó.

El presidente se dio la licencia de hablar del conservadurismo sin violar los lineamientos fijados por la autoridad electoral porque, dijo, no se refiere a un partido político en particular si no a una corriente de pensamiento reaccionario, que se resiste a los cambios.

“Por lo general, el conservador es facho, pero eso la gente ya lo sabe. Por ejemplo, el conservador es clasista, es racista. Un pensamiento conservador es ‘el que el pueblo es flojo’, a los conservadores les molesta, los llena de rabia el que se le de apoyo al pueblo, dicen ‘los están volviendo flojos’, todo lo que se le dé al pueblo lo ven mal”, comentó.

Agregó, a los conservadores no les gusta que la educación pública y los libros de texto sean gratuitos, que se apoye a los jóvenes o que haya medicamentos y vacunas gratuitas, eso les molesta.

"No voy a mencionar partidos, no voy a decir voten por este o voten por este otro. Otro asunto es que si están repartiendo despensas para comprar votos, eso sí lo voy a decir porque yo tengo que defender la democracia, todos debemos defender la democracia y no nos podemos quedar callados. Tiene que haber elecciones limpias y libres”,  dijo.

Cuestionado sobre la participación de una empresa privada en la seguridad del traslado de las vacunas, por parte de Birmex, el presidente dijo que se revisará el tema, aunque en el pasado todo se buscó privatizar, incluyendo esos servicios de seguridad en las dependencias. Hoy no es así y puso como ejemplo algunos casos.

El tren maya es presupuesto público, el (tren del) Istmo presupuesto público, el aeropuerto público, no es deuda. No sé si esto signifique (violación a la veda)….es que esto es una línea muy  delgada, ofrecemos disculpas”

Sobre el mismo proceso electoral, el presidente informó que ayer que iniciaron las campañas no se reportaron casos de incidentes importantes ni violencia, de acuerdo con un monitoreo que se mostró durante la reunión del gabinete de seguridad.

EDICIÓN IMPRESA