Visita Cónsul de EU albergue para migrantes

La familia Loureiro Esquer recibió a Laura L. Biedebach cónsul general de Estados Unidos en Nogales.



Nogales.- A fin de conocer las instalaciones y atención que se brinda en el albergue para migrantes San Juan Bosco, la familia Loureiro Esquer recibió la visita de la Cónsul General de Estados Unidos en Nogales, Laura L. Biedebach.

 

Juan Francisco Loureiro Esquer, asesor jurídico de la institución de asistencia privada, explicó que le informaron los servicios que proporcionan a los migrantes desde hace más de 39 años por iniciativa de sus padres Francisco Loureiro Herrera y Gilda Esquer.

 

Otro de los aspectos de interés es la cantidad diaria que reciben, la nacionalidad de los migrantes y también su percepción del porqué está ingresando tanto centroamericano a esta frontera con la finalidad de ingresar a Estados Unidos.

 

Señaló que la representante consular se llevó una impresión muy buena, por lo que van desarrollar proyectos en cuestión de prevención y de información a los migrantes, tanto en el albergue como en sus lugares de origen.

 

“Los procedimientos migratorios se encuentran suspendidos, entonces no tiene caso que los migrantes estén llegando a la frontera porque no van a ingresar, legalmente no van a ingresar y los que entran de forma ilegal por medio del título 42 de protección a la salud pública de Estados Unidos pues los están repatriando inmediatamente”, recalcó.

 

La atención actual que brindan es alrededor del 80 por ciento de migrantes centroamericanos y el 20 restante son nacionales, donde predominan mujeres y niños, al considerar que la gente malinterpretó la noticia que emitió el Presidente de Estados Unidos sobre una posible regulación migratoria.

 

“En Centroamérica y en el sur del país han estado manejando información equivocada que pueden ingresar a solicitar asilo humanitario en Estados Unidos y no, no es así definitivamente”, aseguró.

 

“Nosotros consideramos que se llevó a cabo un efecto llamada con las entrevistas que dio el presidente Biden en decir que él iba a regularizar a quienes tuvieran una situación migratoria sin resolver y que dentro de los 100 días de su administración iba a detener las deportaciones, pero pues no fue así”, agregó.

 

La familia Loureiro Esquer ha mantenido el albergue en operaciones por 39 años, algunas ocasiones con apoyo de gobierno y otras sólo con la suma de amistades y sociedad civil, pero siempre dispuestos a velar por los migrantes en condición vulnerable.

 

Señaló que han mantenido el trabajo humanitario a pesar que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador cortó todos los apoyos a las organizaciones de la sociedad civil.

 

“Hemos seguido trabajando, afortunadamente con amistades y demás, apoyos de la OIM, de la Organización Internacional de las Migraciones, la Fundación del Empresariado Sonorense que siempre hemos estado juntos y siempre nos ha apoyado en todo y demás personas que siempre han estado apoyando”, dijo.

EDICIÓN IMPRESA