Imparte maestra asesoría  escolar como labor social

Nubia Nallely Hoyos Merancia apoya a estudiantes la comunidad rural de San Lázaro, del municipio de Santa Cruz.



Nogales.- Como parte de su vocación profesional y amor por los niños, la maestra Nubia Nallely Hoyos Merancia, atiende como labor social asesoría presencial a estudiantes de su pueblo, la comunidad rural de San Lázaro, del municipio de Santa Cruz, con un taller de clases de preescolar y primaria, en busca de reforzar la enseñanza que mandan en planeación cada semana los docentes de base.

 

Explicó que uno de los efectos de la pandemia del Coronavirus es definitivamente el impacto en la función de maestras y maestros en la educación escolar tradicional, así como en los aprendizajes limitados de miles de estudiantes en todos los niveles al no contar con las herramientas para trabajar de forma virtual.

 

“Queremos fomentar que la educación ahorita, como no se pueden abarcar todos los niveles, de perdida que sean grupos pequeños y se les pueda desarrollar lo que es el aprendizaje significativo de esta etapa”, dijo.

 

Manifestó que su labor empezó apenas hace dos semanas, porque notó el rendimiento muy escaso en la niñez, al considerar que en esta pandemia el cambio fue radical.

 

“Quiero apoyar a la comunidad y hago el llamado también a los maestros que están fuera para que puedan impartir un poco de clases, no digo que abarquen todo el día, de perdida unas horas, creo que es necesario y que los padres de familia apoyen a esos maestros”, enfatizó.

 

Expuso que su principal motivación es sacar adelante el aprendizaje en la niñez, donde actualmente atiende 8 estudiantes de preescolar y 2 de primaria, una acción que ha marcado el valor de la solidaridad profesional y humano, más allá de un compromiso laboral.

 

“Más que nada es amor por mi profesión y amor por los niños, creo es muy importante que los niños no se queden en un solo conocimiento, creo que hay mucho que enseñar y hay mucho que aprender por parte de ellos”, dijo.

 

Recalcó que su labor es aquí ayudar y también recibe el apoyo de madres y padres de familia, ya que ofrece material extra que puedan desarrollar en casa o los fines de semana, para retroalimentar las planeaciones de los maestros que están fuera.

 

Señaló que se ocupa que no nada más manden planeaciones, sino que realmente que se acerquen con los padres de familia que no tienen una orientación para enseñar a los niños.

EDICIÓN IMPRESA