André-Pierre Gignac, de sufrir bullying en Francia a ser adorado y admirado en México

El delantero de Tigres tuvo una mala etapa tanto profesional como personal durante su paso por el Olympique Marsella.



Ciudad de México.- Desde hace algunos años, Tigres se ha encargado de escribir el rumbo de su historia de una manera sorprendente. En la Liga MX se consagran como uno de los clubes más ganadores en la última década y ahora tienen la oportunidad de consagrarse como los mejores del mundo.

Estos logros se deben a un proyecto que -constantemente- busca el crecimiento y del que resaltan dos nombres en particular; Ricardo Ferretti y André-Pierre Gignac.

El delantero francés se ha convertido en uno de los mejores extranjeros que han llegado al futbol mexicano, sin embargo, antes de su fichaje con Tigres tuvo un paso agridulce con el Olympique de Marsella en la Ligue 1, donde incluso sufrió Bullying.

Durante las temporadas entre 2012 y 2014 en la Ligue 1 de Francia, hubo un cántico dirigido a André-Pierre por parte de los hinchas rivales del Marsella, donde se burlaban del delantero con la frase "Big Mac para Gignac", debido a que éste sufría sobrepeso.

Las bromas hacia Gignac también se hacían presentes en forma de memes e incluso el cántico que los hinchas hicieron populares sirvió para hacer publicidad, modificando un poco la letra: "Un Whoper para Gignac".

No obstante, en 2015 Gignac salió del Marsella para fichar con Tigres y ahora podría guiarlos hacia el campeonato más importante del club.

El Bomboro debutó con Tigres en el Apertura 2015, mismo en el que sumó su primer campeonato junto a la UANL tras vencer a Pumas en tanda de penales, desde entonces su historia comenzó a escribirse casi por sí sola.

Con Tigres, Gignac suma cuatro títulos de liga, tres campeón de campeones, una concachampions y ahora, podría sumar un título en el Mundial de Clubes, el primero para un equipo mexicano.

EDICIÓN IMPRESA