Descongelan 800 mdp al sector salud; aún faltan por entregar $1,600 millones

Luego que Imagen Noticias dio a conocer carencias en la operación de institutos y hospitales a cargo del gobierno federal, ayer se liberó dinero para que adquieran insumos médicos y paguen deudas



CIUDAD DE MÉXICO.

El gobierno federal ya liberó 800 millones de pesos a los institutos nacionales de salud y hospitales generales a los que se les tenían retenidos recursos con los que operan y compran insumos.

Imagen Noticias con Ciro Gómez Leyva dio a conocer anoche que con el dinero, que empezó a fluir la tarde de ayer, se comprarán jeringas y sábanas, se pagarán labores de mantenimiento y deudas urgentes que enfrentan varios hospitales.

La información fue confirmada por directores de los institutos, funcionarios federales y legisladores, aunque aclararon que están pendientes de entregar mil 600 millones de pesos más que, prevén, sean liberados la próxima semana.

El miércoles, dicho noticiario presentó un diagnóstico de 11 institutos de salud y hospitales que operan con carencias, debido a la retención de recursos presupuestados para este año.

La alerta, lanzada por las propias autoridades de dichos centros, implica rezagos en cirugías y reducción en el número de trasplantes, retrasos en servicios y anulación de tratamientos para males como el cáncer, entre otros.

LIBERAN DINERO PARA MANTENER HOSPITALES

Ayer, Imagen Noticias, con Ciro Gómez Leyva, aseguró que funcionarios federales, directores de los 11 institutos nacionales y hospitales de alta especialidad que fueron afectados, señalaron que Hacienda había liberado los primeros 800 millones de pesos para comprar jeringas, sábanas, para mantenimientos, para pagar urgentes deudas operativas. Sin embargo, aún faltan mil 600 mdp por descongelar; estarían disponibles la próxima semana.

Desde el miércoles pasado este noticiario documentó que, por falta de dinero el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y el Hospital Infantil Federico Gómez reportaron retrasos en los servicios de atención, el Hospital Infantil de México alertó de una disminución de 50% en cirugías y tratamientos a niños y en Hospital General de Especialidades GEA González se reportaron rezagos en cirugías programadas, entre otros problemas.

Por su parte, previo al sorteo conmemorativo por los 40 años del IMSS Bienestar en la Lotería Nacional, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, aseguró que no se congelarían ni recortarían los recursos.

El funcionario afirmó que se estaba realizando un diagnóstico de los institutos, pero  se tomó como un documento oficial y súbitamente se empezó hablar de recortes, de hasta por dos mil 400 millones de pesos.

“El día de hoy en la reunión que tuvimos el secretario de Hacienda y su servidor para ver qué estaba pasando, y ahí se advirtió  que esto se estaba tomando como un documento no sólo oficial, sino que ya era un hecho”, y agregó: “resulta que ese documento señalaba áreas de advertencia y de análisis y súbitamente se toman como hechos y súbitamente se les habla de recortes”, señaló.

Alcocer reiteró que se hacen ajustes en todas las áreas del gobierno como parte de la política de austeridad.

“RECIBIRÁN RECURSOS”

Desde su conferencia mañanera en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los institutos de atención médica que exigen la entrega de mil 300 millones de pesos, autorizados en el presupuesto y que la Secretaría de Hacienda tiene detenidos, recibirán esos recursos.

''Si hay falta de medicamentos o de equipos en los institutos, de inmediato se resuelve, porque hay presupuesto. Pero además que quede absolutamente claro: para la salud del pueblo, para la educación del pueblo, no hay límite en cuanto a presupuesto”, insistió el titular del Ejecutivo.

Dijo que sería una contradicción que su gobierno, surgido de un movimiento popular, no destinara recursos para brindar servicios de salud pública a quienes lo requieran.

El Presidente señaló que la percepción de que el sector salud carece de medicamentos surgió a raíz de los empresarios afectados por los nuevos mecanismos de adjudicación de contratos de obra pública o adquisición de medicamentos.

''Tenemos fuertes presiones, pero vamos a resistir, no se va a permitir el huachicoleo en nada, ni en la compra de papel para libros, ni en las medicinas, ni en la compra de alimentos, en nada.Es mejor que ya entiendan que las cosas han cambiado, porque nosotros no nos vamos a quedar callados”, recalcó el funcionario.

''El compromiso es atención médica, medicamentos gratuitos, centros de salud, hospitales suficientes, no saturados, buenos equipos, buenos laboratorios, médicos suficientes, especialistas, donde hay hospitales de especialidades, en las zonas apartadas”, reiteró López Obrador.

PIDE TIEMPO PARA RECUPERAR ECONOMÍA

El presidente López Obrador pidió esperar hasta finales de este año, pues queda tiempo para revertir la contracción del 0.2 en el Producto Interno Bruto registrado en el primer trimestre del año, en comparación al cuarto trimestre de 2018.

Pese a la contracción, confió que en el transcurso del año podrá alcanzarse el crecimiento del dos por ciento del PIB en la economía.


RETOS, NO CRISIS: IMSS

En el Instituto Mexicano del Seguro Social hay una situación complicada y compleja, pero también una oportunidad para intentar hacer las cosas y ése es el reto, aseguró el director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo.

En entrevista con Yuriria Sierra para Imagen Noticias, negó que exista una crisis en el instituto: “Consideró que una crisis de verdad significaría que los millones de jubilados y pensionados no recibieran pensión, que las clínicas no estuvieran abiertas o que se hubiera cancelado un número importante de consultas”, afirmó.

Reveló que el primer documento que revisó tras su llegada a la dirección del Instituto fue el reporte financiero del primer trimestre del año y descubrió varios desafíos, entre los que están: eficientar el gasto, “que el dinero se vea reflejado en las farmacias” y confirmar que las medicinas lleguen a la gente que las necesita, y así evitar un gasto innecesario.



EDICIÓN IMPRESA