Disminuyen índices delictivos de violencia y patrimoniales por Covid-19

Se redoblarán los trabajos de la Patrulla Familiar durante la contingencia del Coronavirus 



Puerto Peñasco, Sonora.

La implementación de los operativos estratégicos de seguridad con el Resguardo Domiciliario en el Municipio de Puerto Peñasco a reducido considerablemente la incidencia de violencia y patrimonial, según lo demuestra el análisis de comportamiento con respecto a la media 2020 efectuado por la Secretaria de Seguridad Pública del Estado en esta etapa de contingencia de COVID-19, informó el alcalde Kiko Munro.

El presidente de Puerto Peñasco explicó que, gracias al esfuerzo realizado en materia de seguridad la incidencia violencia se ha reducido en -100% en los índices delictivos de herido con arma de fuego, herido con arma blanca, homicidio, lesionados riña, privación de la libertad, sin embargo, la violencia intrafamiliar tuvo un alza en 24.01%.

En lo referente a la incidencia patrimonial con respecto a la media 2020, se tiene un -100% en el delito de robo a persona, -31.19% en robo a casa habitación, -15.41% robo a negocio y un -71.80% en robo a vehículos.

Kiko Munro afirmó que se redoblarán los trabajos de la Patrulla Familiar durante la contingencia del Coronavirus ya que el Resguardo Domiciliario puede ocasionar que el índice de violencia en la familia incremente, por ello de forma coordinada se combatirá de manera frontal el delito de violencia con tareas preventivas y reactivas.

Detalló que, con el apoyo de un trabajo transversal con otras instituciones como el Instituto Municipal de la Mujer, el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (ITAMA), el Grupo DARE, la Patrulla Juvenil, el sistema DIF Municipal, la dirección de Asuntos Religiosos y otras, se continuará desplegando la educación social que permita disminuir los índices del delito de violencia en la familia durante esta etapa.

Aseguró el Ejecutivo municipal que no se trata solamente de detener a los autores de violencia familiar, sino también de desarrollar estrategias para prevenir que ese delito no siga presentándose en los hogares de Puerto Peñasco.

“Se trata también de que las familias reciban un proceso educativo para prevenir la incidencia delictiva y, obviamente, una vez que el delito se presente tener la posibilidad de readaptar a las víctimas y de hacer hincapié que esta problemática no debe de ser tolerada, que no debe de ser fomentada, y que hay conductas que se pueden aplicar desde el seno de la familia para que todos podamos vivir en paz y con la calidad de vida que merecemos”, destacó.



 



EDICIÓN IMPRESA